Cómo aislar del frío una vivienda

¿Tienes tu casa preparada para la llegada de los meses fríos? Si la respuesta es negativa. ¡Es el momento! Aislar del frío una vivienda es básico para garantizar el confort y con algunas obras no excesivamente costosas y unos sencillos consejos la diferencia puede ser notable. En este artículo encontrarás una serie de medidas para aislar tu vivienda desde el interior que te ayudarán a conseguir el objetivo. Algunas puedes llevarlas a cabo tú mismo y para otras, requerirás la colaboración de un profesional cualificado. ¡Toma nota!

SELLADO DE HUECOS Y GRIETAS

Es habitual que los propietarios de una vivienda no sean conscientes de que los pequeños huecos y grietas existentes en un piso empeoran, y mucho, su eficiencia energética. Este tipo de desperfectos son los responsables de la pérdida de un 20% del calor. Por ello, un correcto sellado este tipo de elementos por donde puede entrar el aire frío, hará que ahorres mucho dinero en tu factura de electricidad.

Y esto, por una inversión realmente escasa para los beneficios que vas a percibir. En ocasiones, basta con fijarse en los marcos de las puertas y ventanas, si éstos no están bien sellados, en la ferretería podemos encontrar gran variedad de burletes que nos pueden ser muy útiles para rellenar los huecos entre las hojas y los marcos. Pequeños arreglos domésticos, que convertirán nuestro hogar en un lugar mucho más confortable.

LA IMPORTANCIA DE LOS CERRAMIENTOS

El aislamiento de las paredes de una vivienda puede suponer un ahorro de hasta un 45% en calefacción y aire acondicionado, por tanto, llevar a cabo esta obra en casa es una inversión que se amortiza a corto plazo. En Grupo Exeo solemos optar por levantar muros con cámara de aire, obviamente, siempre construidos con materiales también aislantes y de calidad; en caso contrario, no sirve de nada. La cámara de aire se coloca entre dos paredes de ladrillo u hormigón y sirve como “freno” para evitar que el calor se escape de la vivienda a través de los poros de los materiales de construcción. Si las paredes de tu casa son de una sola capa, puedes contribuir a su aislamiento levantando por el interior una doble pared a base de perfilería y placas de yeso laminado. Esta solución te restará algunos centímetros de espacio, pero es una buena solución para los problemas de aislamiento térmico.

ELECCIÓN DE BUENAS CARPINTERÍAS

El efecto de condensación en el interior de los cristales se debe a la diferencia de temperatura entre el exterior y el interior. La manera más eficaz de evitar este efecto es instalar ventanas con doble acristalamiento y marcos con rotura de puente térmico (contienen un material aislante entre las parles interna y externa del marco). Aunque son más caras que las normales, estas ventanas garantizan la desaparición de las condensaciones y mejoran considerablemente el aislamiento de la vivienda.